Los fantasmas no se van

Los fantasmas de los torneos internacionales se volvieron a hacer presentes con el equipo de la Fiera, pues el pasado martes 15 de abril quedaron nuevamente eliminados en el torneo de la Concachampions en fase de octavos de final ante el Toronto perteneciente a la MLS, con marcador global de 3-2 los dirigidos por Ignacio Ambríz regresan a tierras del Bajío con la espina aún marcada de no poder consagrarse en un torneo internacional, a pesar de ser los actuales campeones de la liga local y ser los que mejor futbol han desplegado en México.

Desde su regreso a primera división el equipo esmeralda ha tenido 3 participaciones en el torneo de campeones de la Concacaf, la primera ocasión fue en la temporada 2014/2015 aún dirigidos por Gustavo Matosas, cayeron en fase de grupos ante el Herediano de Costa Rica.

Posteriormente no hace mucho tiempo se enfrentó al equipo de L.A.F.C de la MLS que tenían a Carlos Vela como su máximo referente, se cayó en octavos de final con marcador global de 3-2 a pesar de llevar 2 goles de ventaja en la ida. Finalmente y el más reciente que ya todos conocemos, ante Toronto, matando así las ilusiones de conseguir un título internacional. 

Es importante destacar el cómo se perdió el encuentro, fuera del resultado, son las maneras en cómo se fueron escapando las ilusiones de un nuevo trofeo en las vitrinas del club, en primera instancia es importante mencionar lo mucho o poco que hizo León, la realidad es que oportunidades hubo y hasta de sobra, pues sumando ambos encuentros se tuvieron un total de 35 remates de los cuales 12 fueron al arco, sin embargo solo se lograon concretar 2 goles, es aquí donde las oportunidades desperdiciadas en el primer encuentro cobraron mayor fuerza y las distracciones principalmente en zona defensiva pesaron bastante. 

Ahora tomando en cuenta al equipo rival, la realidad es que logró hacer su trabajo, primero conseguir un gol en condición de visitante y tratar de resguardar el resultado, las cosas se le dieron y se consiguió lo planeado, en la vuelta la presión desde la salida era muy notable, cosa que le complicó a los esmeraldas su juego de posesión y de creación de la jugada, generaron mayores jugadas de peigro e inclusive se les anuló un gol, pero a pesar de ello aprovecharon 2 oportunidades que tuvieron para domar a la fiera.

Fernando Navarro logró dar la esperanza de volver a gritar "What a Golazo" por lo que los últimos minutos fueron la esperanza de entrar de nuevo al partido, Gigliotti, Sosa, Godínez, Mena, Meneses y poco faltó para que también llegara Cota a rematar, sin embargo el posicionamiento defensivo de los canadienses evitó la hazaña y se cayó nuevamente en octavos de final, en un torneo que parecía ser el bueno. 

Como se mencionó anteriormente, las oportunidades falladas (de nada sirve generar si no se concreta), los errores en zona defensiva, el planteamiento del equipo rival, quizás hasta el choque psicológico de tener que romper la racha y hasta un exceso de confianza, fueron los factores que provocaron la pronta eliminación del cuadro esmeralda. Pero algo que ofrece este bello deporte es que da revanchas y la de los panzas verdes pronto llegará, el balón sigue rodando y de nada sirve seguirse lamentando, al contrario este debe ser un trampolín para impulsar al equipo y conseguir un bicampeonato, pues ya no hay pretextos, se debe conseguir el título sí o sí. Y en alguna ocasión futura regresar a la competición más fuertes, motivados y con la esperanza de consagrase campeones a nivel Internacional. 

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.