El legado que llevamos en la piel

Por Jorge Ramos Pérez | Foto: Especial

La aguja llena de tinta se aproxima a la piel tensa del hincha esmeralda. La idea nació desde pequeño, cuando decidió que su pasión sería el Verdiblanco, y que no habría en su vida un amor más grande.

Ahora, tras un poco de dolor y sangre que no valen nada, lleva tatuado el escudo del Club León, y lo portará con orgullo hasta la muerte.

Y aunque quizás no lo sepa, todo se lo debe a don Armando Ruíz, el arquitecto que diseñó la insignia que identifica a la Fiera por el mundo y que ha incendiado a miles de corazones a lo largo de los años.

Todo se remonta a 1964, cuando el presidente del León, Roberto Solís, lanza una convocatoria para que la afición diseñe el nuevo logo de la institución, pues su plan es modernizar la imagen del club en su 20 aniversario.

“Empezaron a salir ideas, el Arco de la Calzada, el balón de cuero, el león, pero al último vi que no eran necesarios tantos elementos”, diría en 2015 don Armando en una entrevista para el periódico El Heraldo, y de esas ideas surgió el diseño que se quedaría para la posteridad:

La idea de don Armando superó a las de sus competidores y se estableció como el escudo oficial, y aunque se ha modernizado en varias ocasiones, la idea central sigue siendo suya. Y como fiel aficionado esmeralda desde su niñez, no cobró un solo centavo por su diseño.

Armando Ruiz, creador del escudo de la Fiera. Foto: Historia del León F.C.

Don Armando Ruíz, creador del símbolo más importante para toda la religión esmeralda, falleció ayer tras una ardua batalla contra el cáncer, pero siempre será recordado como el autor de un legado que llevamos en la piel tallado con sangre.

Últimas noticias

22-01-2018
Los 'chaparritos' mandan
Leer más
22-01-2018
5 refuerzos veteranos
Leer más
22-01-2018
Donovan ya es Fiera en el FIFA
Leer más
21-01-2018
La última tarde del Azul
Leer más

Suscríbete a #DaleLeón y recibe nuestras últimas noticias

Por favor ingresa tu nombre y tu correo electrónico, antes puedes leer nuestro aviso de privacidad.