Resultados que arrastran mareas

Óscar Jiménez Por: Óscar Jimenez | Foto Especial

La marea de aficionados vuelve a tocar costa. Pega nuevamente, tan fuerte, como para hacer sentir el estallido cuando rueda la redonda. Con los resultados, la gente vuelve, la fiesta continúa donde había parado momentáneamente, y la casa de un equipo de futbol bien acompañado luce como una frontera peligrosa.

No es un secreto que a partir de los triunfos, los estadios registran mejores entradas. Lo dicen los estadistas y lo dice la plena mirada humana que lo vive. En León no es la excepción, quizá apoyados por la visita de las Águilas del América, durante este último partido de liga en la fecha 11, la Fiera presentó lo que hasta el momento es su mejor entrada del Apertura 2017, con 25 mil 450 asistentes, según el registro de la Liga Mx.

La forma dice que es el mejor acceso, luego de que en la jornada 1 ante Atlas presentaran 20 mil 582 personas, en la tres contra Cruz Azul fueran 22 mil 838 y en la cinco ante Monterrey, una cifra mejor de 21 mil 975. La decadencia en el feudo, aún los Esmeraldas con el mando de Javier Luis Torrente, llegó a alcanzar un mínimo de 17 mil 630 aficionados cuando se midieron a Santos. Y Torrente fue despedido en aquel partido.

El cauce retomó su fuerza a partir de la visita a Querétaro en la jornada 8, ya con la gestión de Gustavo Díaz, y para la novena fecha en casa ante los ‘hermanos’ Tuzos del Pachuca, el Club León pudo hasta los 17 mil 124 aficionados. Sin embargo, la forma dicta que cuando el juego mejora, las condiciones alrededor también lo hacen, y con las entradas así funciona.

León le pegó con un sorpresivo 3-1 a Pachuca y la luz verde recaló en la figura de Gustavo Díaz. Para pronto, el nuevo domador ya había dado esbozos de un futbol en crecimiento, pero sobretodo, en reencuentro. Parte de ello lo palmó el aficionado, que ante América, volvió a copar las butacas del dos veces mundialista, con un registro muy cercano al lleno.

Si no se llenó el Estadio León fue por el hueco que presentó la zona visitante por el no arribo de la afición de los emplumados debido a las condiciones actuales de la Ciudad de México. Pero el terreno se volvió a sentir como una ciudad que tiene corazón futbolero.

Eso es el fondo. El juego te dará resultados y los resultados te darán buenas entradas. Tal parece, que la Fiera encontró esa llavecita que le hacía falta para abrir puertas, y al menos por los esbozos mostrados, les alcanzará para el resto del torneo, registrar un promedio cautivador de aficionados en casa… pero sobretodo, para fraguar un futbol al que la afición felina ya se había acostumbrado pero no tenía representación en su máxima expresión desde hace algunos meses.

Últimas columnas

20-10-2017
¡El Estadio León tiene voz femenina!
Leer más
13-10-2017
Un lustro de hegemonía esmeralda
Leer más
06-10-2017
Un nuevo estadio no es cosa fácil
Leer más
29-09-2017
Resultados que arrastran mareas
Leer más

Suscríbete a #DaleLeón y recibe nuestras últimas noticias

Por favor ingresa tu nombre y tu correo electrónico, antes puedes leer nuestro aviso de privacidad.