Los guardavallas ochenteros

La década de los años ochenta fue particularmente difícil para la franquicia esmeralda. Los problemas económicos, aunados a los malos resultados deportivos que culminaron en el primer descenso, marcaron una época muy complicada para el equipo de la ciudad.

Los arqueros, como el resto del equipo, hacían su esfuerzo para sacar los resultados, pero no siempre se podía.

Héctor Brambila vivió de cerca la situación. Proveniente de los Rojinegros del Atlas con los que debutó en 1969, llegó a La Fiera en 1977 luego de buenas actuaciones que lo llevaron incluso a Selección Nacional.

El arquero tapatío mostró sus cualidades bajó los tres postes y se consolidó en la titularidad en su primer año con La Fiera. Después, tuvo que pelar por el puesto con otros como el hermano de “Hugol”, Horacio Sánchez y Víctor Manuel Aguado. Dejó a los Verdes en 1984 para ir a la U De G.

Horacio, hermano de Hugo Sánchez, nació en 1953 y se presentó en Primera División en 1973 con la camiseta de los Pumas. Después jugó para Necaxa y llegó a La Fiera en 1981 y permaneció en el equipo sólo dos años, hasta 1983.

Víctor Manuel Aguado es, quizás, el arquero más representativo de los Verdes en la década de los ochenta. Nacido en la Ciudad de México se enfundó en la playera de La Fiera en 1982 y defendió sus colores hasta 1987.

Aguado fue protagonista de uno de los goles más raros del futbol mexicano cuando el 8 de enero de 1984 Félix Madrigal le anotó de portería a portería. León visitaba a Morelia en el Venustiano Carranza y el arquero michoacano lanzó un despeje que cruzó toda la cancha y se fue al fondo de las redes.

En 1987, luego de malos torneos, se concretó el primer descenso de La Fiera. En esa época los nombres de los arqueros Alejandro López y Leonel Ortiz empezaron a conocerse mejor ya que fueron parte del equipo que logró regresar a Primera División en 1990.

Leonel fue el arquero titular en la serie ante Inter de Tijuana que terminó con la pesadilla de la Segunda División para los Verdes y permaneció en el equipo en Primera, aunque la llegada del “Chato” Ferreira complicó sus posibilidades.

Alejandro, que aparece en la foto principal con Juan Panduro y Javier Pimentel, ya estaba en el equipo antes del descenso y jugó al lado de elementos como Cabinho, Eusebio, Gerardo Lugo y “El Perla” Perla Rodríguez.
 

Fotos cortesía de Gustravo Bueno y Memoria Futbolera.

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.