El rigor de la Ley Ambriz

La decisión de Nacho Ambriz de aplicar una sanción adicional a los jugadores que salgan expulsados se ha convertido en una medida polémica ante lo limitado del plantel esmeralda por las lesiones que han aquejado al equipo.

A lo largo del Apertura 2019 han sido cuatro los elementos que han visto la roja directa, todos han recibido por parte de la Comisión Disciplinaria un juego de suspensión.

El juvenil Carlos Guerrero fue el primero en salir expulsado, sucedió apenas en la primera jornada del torneo ante Pachuca. La inclusión de Guerrero en el once inicial se debió a que el equipo no contaba con un contención natural ante las lesiones de Aquino e Iván Rodríguez.

La imprudencia del canterano lo llevó a dejar la cancha a los 70 minutos de juego y sólo volvió a jugar unos minutos en la fecha 3 ante Monterrey. Luego fue materialmente borrado del plantel y destinado a jugar en la Sub 20, a pesar de que el equipo seguía adoleciendo de hombres en su posición.

La jerarquía de Navarro impidió que le pasara lo mismo que a Guerrero. Fernando fue expulsado en el duelo contra el América y tal como lo tenía estipulado su técnico, regresó para estar en la banca una semana después de cumplir el castigo impuesto por la Disciplinaria.

Con su regreso al once, el lateral derecho de La Fiera provocó que Ambriz le tuviera que buscar acomodo, ya que Mosquera había tomado su lugar y lo había hecho bien. Nacho lo puso como una especie de volante para dejar al colombiano por la banda y el equipo sufrió las consecuencias.

Pasó mucho tiempo sin expulsiones hasta que en la jornada 15, ante San Luis, el “Chuco” Sosa se tiró una barrida a destiempo en media cancha que le valió ver la tarjeta roja. Su expulsión fue muy dolorosa, ya que su ausencia se sumó a  la de otras que tiene el equipo por lesión.

Ante la ausencia de Ismael, Ambriz tuvo que reinventar su alineación para enfrentar a Cruz Azul. Ochoa apareció en la contención, Osvaldo reapareció como titular por la lateral izquierda, Yairo se ubicó como volante, Campbell por derecha  y Meneses acompañó a Macías adelante. El resultado, León perdió.

Para la jornada 16 ante Morelia, Sosa ya había cumplido su castigo, pero le faltaba el de Ambriz. Una vez más León batalló para formar un once competitivo porque a pesar de que el “Chuco” ya estaba listo, Ambriz lo dejó en la banca y alineó a Ramos.

Al final, Sosa entró de cambio en el segundo tiempo, pero León no le pudo ganar a Morelia para asegurar la calificación.

En ese mismo partido ante los michoacanos se produjo la última expulsión que tienen los Verdes en el torneo. Jown Cardona hizo una barrida temeraria y el árbitro lo echó. Si nos atenemos a la “Ley Ambriz”, el colombiano podría reaparecer hasta la última jornada ante Xolos, si bien le va.

Y entonces surge la pregunta: Ante un plantel diezmado por las lesiones ¿la forma de buscar la disciplina y evitar las expulsiones que ha implementado Ambriz es la correcta?

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.