Se va en el momento justo

Por: Larissa Torres

Cuando presentaron a Rubens Sambueza como refuerzo “bomba” de León en diciembre del año pasado, admito que yo era de las que les parecía un error traerlo al Bajío…

¿Quién iba a pensar que finalmente se iba a ganar mi respeto y que ahora me cuesta aceptar su salida? 

Sí. Lo reitero, se ganó mi respeto y admiración por la forma en que demostró su experiencia en el campo y al mismo tiempo le devolvió el alma al equipo que hacía un tiempo jugaba bien, pero no ganaba y no se sentía ese amor por los colores por parte de los jugadores.

Sorpresivamente, el Club León anunció por redes sociales la baja del jugador argentino para incorporarse al Pachuca, decisión que dejó desconcertados a los aficionados y automáticamente se abrió el debate: ¿El León gana o pierde con la salida de Sambueza?

A muchos les pareció un error del profe Ambriz, al principio también lo creí. Pero si lo pienso con la cabeza fría, con esta decisión es ganar-ganar tanto para León y para Rubens.

‘Sambu’ se caracteriza por ser ese jugador que siempre busca ser protagonista en cada equipo que representa, no por egoísmo, es parte de su personalidad: líder, aguerrido, ambicioso y eso sí, de los pocos que realmente se pone la camiseta, siente y defiende los colores.

Apenas y jugó el torneo pasado y aún así tuvo una excelente participación, luego vino la lesión que lo dejó fuera de las canchas por un tiempo y cuando volvió, la competencia era cada vez más difícil.

Por las rotaciones en la alineación, este torneo no tuvo minutos con la camiseta esmeralda. Las reglas de Ambriz son claras, si a alguien no le parece, no puede pasar por encima de su autoridad, la situación empeoraba aún más para Rubens y eso le cerraba aún más tener cabida en la titularidad.

Tal vez nos tomó por sorpresa, pero se veía venir tarde o temprano y creo que fue el mejor momento. Era una bomba de tiempo y se optó por desactivarla antes de que explotara. Si se tardaban poco más en tomar esta decisión probablemente podrían haberse sumado más problemas a lo largo del torneo y contaminar el vestidor.

El estratega verdiblanco seguirá moviendo sus piezas y puede continuar con las rotaciones sin romperse el vestidor. Permanece la sana competencia interna en el equipo para seguir sumando puntos. Además, se resuelve la incógnita de los tres extranjeros que quedarían fuera.

‘Sambu’ también gana. Gana la oportunidad de trabajar en un club con más posibilidades de tener un lugar en la titularidad y sumar minutos en la Bella Airosa. Es un jugador veterano por edad, pero aún tiene mucho potencial que dar.

Próximamente contemplará su retiro y lo mejor es soltarlo para explotar esa magia en la cancha, aunque no sea con la camiseta esmeralda.

“Jugadores pasarán…”, así lo cantan los Locos de Arriba en las tribunas del Glorioso y tienen razón.

Los jugadores deben cerrar ciclos y continuar con su carrera. Las despedidas también son parte del futbol. Lo que importa es el EQUIPO y hay que aprender a soltar… Mucho éxito en tu nueva casa, ‘Sambu’.

Acerca de Larissa Torres

Soy Larissa Torres, periodista deportiva digital en proceso. Amante de los deportes y enamorada del Club León. Las mujeres también sabemos y opinamos sobre fútbol. Orgullosamente de mi León, Guanajuato.

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.