Luis Montes tiene una carrera impecable y no se le puede reprochar NADA

Por @memocrois

Luis Montes puso fin a la polémica de su no convocatoria a la Selección Mexicana de futbol anunciando que fue él mismo quien solicitó a Gerardo Martino no ser convocado al Tri.

El jugador del Club León argumentó que no encontraba sentido acudir a los llamados de la selección ya que ni siquiera se le tomaba en cuenta en los juegos interescuadras.

Vale la pena recordar que el paso de Montes por la selección, y un eventual traspaso al futbol extranjero se vio interrumpido por aquella trágica lesión previa al mundial de Brasil que lo privó de jugar en la Copa del Mundo, a la que sí acudieron Rafael Márquez, Juan Vázquez y Carlos Peña.

Desde entonces, Montes había sido intermitentemente convocado a la selección pero con pocas oportunidades de mostrarse.

A raíz de su posicionamiento, publicado en los canales oficiales del Club León, un sector de la prensa nacional ha criticado a Montes por deslindarse de la selección y no defender la camiseta nacional los tres, cinco o diez minutos que le otorgue el seleccionador argentino.

Considero que en el caso de Montes, uno de los jugadores más regulares en la Liga Mexicana en los últimos años, la crítica hacia su postura es parcial e injusta.

Montes no se ha visto involucrado en escándalos, no ha aparecido en revistas violando los códigos disciplinarios de la selección y mucho menos ha realizado declaraciones que deriven en polémicas baratas.

Mientras, Gerardo Martino convoca a la peor versión en años de Miguel Layún, de Rayados; mismo caso de Carlos Salcedo, de Tigres; a los indisciplinados Antuna y Vega, de Chivas; al inédito Santiago Giménez, de Cruz Azul; al irregular Gallardo, de Rayados, o incluso al inconsistente y peor aún, suplente, Iván Rodríguez, del mismo Club León, quien no termina de asentarse como titular a pesar del también irregular Pedro Aquino en el León.

Se puede decir que Martino trata de mirar hacia el futuro, hacia el Mundial de Qatar, pero el mismo Martino dijo en una entrevista que Montes era el mejor jugador de la Liga. Evidentemente en la lista de convocados, a la que Montes dijo, cara a cara a Martino que no le convocara más, faltan los mexicanos que juegan en el exterior, lo que tampoco aporta garantías de éxito, como bien muestra el pasado reciente y no tan reciente, pero Montes es coherente con los antecedentes de los llamados previos.

Quienes no son coherentes con lo que sucede en la selección, sesgada por los intereses comerciales y televisivos, son la Federación y aparentemente, el cuerpo técnico, que no apuesta por los mejores jugadores del momento, sino por lo mismo de siempre: los jugadores que venden publicidad (Guillermo Ochoa y Miguel Layún), los que pertenecen a los equipos con las mayores nóminas (Tigres y Rayados), y los llamados grandes que generan más polémica por sus escándalos que por su juego (América y Chivas).

Montes tiene una carrera impecable en la que su peor error fue disputar con absoluta entrega un balón en un partido de preparación para el Mundial de Brasil 2014.

Zico, una de las grandes estrellas de la historia de la selección de Brasil, dijo después de verlo jugar en Maracaná, que tenía mucho tiempo sin ver a un jugador como él.

Dudo que Zico sepa quiénes son Layún, Córdova, Salcedo, Antuna o Vega.

Como bien dijo alguna vez Jesús Martínez Murguía, después de uno de los catastróficos torneos dirigidos por Miguel Herrera al que fue convocado Luis Montes y en el que apenas jugó: “ya regrésate, hermano”.

Montes habla en la cancha, cada semana. Otros hablan con su inmadurez y soberbia. La memoria es corta para muchos, pero no para quienes disfrutamos el juego de Luis Montes.

El autor es fundador de Dale León

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.