La historia también eres tú

Por Larissa Torres

Dicen que en León la vida no vale nada, pero el futbol es toda una tradición y el equipo se ha convertido en la identidad de esta ciudad.

Ya son 75 años desde aquel 20 de agosto de 1944, fecha en la que surgió el Club León. Se habla mucho de los números, de los logros, de los jugadores, pero la historia y grandeza va todavía más allá.

Hay otra parte en estos 75 años de historia que trata sobre aquellas y aquellos que han puesto su dinero, su voz, su energía y, sin embargo, no cobran ningún sueldo. Me refiero a los aficionados a la Fiera.

Está de más volver a contarles toda la historia de cómo se fueron bordando las siete estrellas que hasta la fecha aparecen en el escudo, sobre los cinco campeonatos de Copa, por qué es el primer campeonísimo de México, sobre los bicampeonatos o del récord de victorias consecutivas.

Gran parte de esas historias a muchos no nos tocó vivirlas, pero afortunadamente siempre hubo al alcance libros, revistas, documentales y principalmente las historias de nuestros familiares y conocidos, que nos fueron heredando el amor por el verde esmeralda.

¿Cuál es tu primer recuerdo del Club León? ¿Recuerdas la primera vez que pisaste al Glorioso? ¿Cómo era el primer jersey que usaste? ¿Cuántas amistades has encontrado gracias al equipo León?

Voltea hacia atrás y piensa en todas aquellas, experiencias y aventuras que has vivido gracias a esta pasión y ahora, piensa en el futuro… ¿Verdad que todavía hay mucha historia que contar a las próximas generaciones?

Desde aquél momento en el que elegiste los colores para portar y defenderlos, comenzaste a escribir otra parte de la historia.

La grandeza de este equipo es su afición, esa que jornada tras jornada apoya y le da vida al glorioso con sus cánticos, la que pinta de verde y blanco las tribunas con las jerseys, banderas y bufandas.

Eres tú, aficionado fiel, que has estado en las victorias, en los campeonatos, pero que también estuvo en el descenso y no abandona en las derrotas.

Eres tú, que te enamoraste tanto del equipo y has viajado miles de kilómetros, has cruzado el mar y muchas fronteras para ver al equipo de tus amores.

Eres tú, que le exiges a los jugadores del equipo sudar la camiseta, jugar con el corazón y a dejar la vida por los colores.

Eres tú, que continúas compartiendo la historia y la pasión por el verdiblanco de generación, en generación.

Son los niños, que ven en los jugadores un ejemplo a seguir y que representan un motor para crecer.

Acomodamos nuestra agenda de acuerdo al calendario de partidos, hemos dejado asuntos o reuniones familiares para ir a ver a la Fiera, dejado el trabajo, sacrificado horas de sueño o de descanso y muchas cosas que la gente ve como una locura.

Toda esa locura es lo que nos representa y sólo los que compartimos ese amor incondicional entendemos esta pasión, el valor y el orgullo de ser fiera.

Tú que por alguna u otra razón elegiste al Club León, gracias por formar parte de un pedacito de toda esta gran historia y por continuar escribiendo nuevos capítulos. ¡Que continúen los festejos!

Acerca de Larissa Torres

Soy Larissa Torres, periodista deportiva digital en proceso. Amante de los deportes y enamorada del Club León. Las mujeres también sabemos y opinamos sobre fútbol. Orgullosamente de mi León, Guanajuato.

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.