Jueguen sin misericordia

Por: Pako Ramírez

La Liguilla comenzó y de qué manera, ha dejado todo tipo de sensaciones por doquier, goles, tiros de penal, expulsiones, errores arbitrales, lucha libre y vaya, hasta un tiempo extra.

Nuestra Fiera se midió ante Morelia en un partido en el que tuvo la ventaja en tres ocasiones, mismas en las que fue alcanzado y concluyó el encuentro con un empate que deja sentimientos encontrados...

Viendo el lado positivo, fuimos mejores en el trámite del partido. En el papel un empate a 3 en patio ajeno no suena mal por los goles de anotados en calidad de visitante, así mismo se crearon abundantes oportunidades de gol, Mena y Macías anotaron además de que Ramos asistió a Navarro para el tercero.

Por otro lado, el negativo, salió lesionado Macías, no iniciará y probablemente no juegue la vuelta, aunque irá a la banca.

Preocupa la facilidad con la que el contrario organiza oportunidades de peligro en nuestra área y lo peor de todo es que estás se convierten en gol, las desatenciones defensivas son frecuentes en ambas bandas, sobre todo en la defendida por Fernando Navarro y existe poca solidaridad del resto del plantel donde algunos de ellos no bajan a defender, o si lo hacen, realizan dicha función de forma displicente.

Asimismo, no guardan la línea defensiva lo que hace que el contrario la supere tranquilamente. Por último, la contundencia debe ser la regla sobre todo en estas instancias, ya que se fallaron oportunidades claras que pudieron matar las aspiraciones del rival.

A final de cuentas, creo que el balance ha sido positivo hasta este momento, jugaremos la vuelta en nuestro estadio, con el total apoyo de todos nosotros, la afición verdiblanca, que alentaremos los 90 más reposición.

Tenemos la “ventaja” de los 3 goles anotados como visitante, así como la posición en la tabla, a lo que debemos sumar que no hemos perdido en casa en este torneo.

En pocas palabras se tiene todo lo necesario para avanzar a semifinales, pero la Fiera no debe de olvidar que hay que jugar totalmente concentrados y sobre todo no perdonar al rival ya que vimos que la soberbia es castigada por los dioses del fútbol.

Venga carajo nos vemos en pocas horas en el glorioso para seguir buscando la octava.

¡¡¡Y Dale, Y Dale, Y Dale, Verde, Dale!!!

Acerca de Pako Ramírez

Soy Francisco Ramírez, médico de profesión, aficionado escritor de sensaciones del Club León. Fiera de toda la vida. Orgullosamente de donde la vida vale mucho cuando se es aficionado esmeralda.

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.