Un reinicio que da esperanza

Por Jorge Ramos Pérez | Foto: Especial

Era el comienzo de una nueva era. Luego de un año de incertidumbres bajo el mando de Javier Torrente, Gustavo Díaz tenía la tarea de demostrar que ahora el Club León sería diferente y que la ilusión podría regresar a una hinchada ávida de triunfos.

Y lo logró. Con una victoria por 1 – 2 como visitantes en Querétaro, y principalmente con un estilo agresivo de presión alta, la Fiera del “Chavo” Díaz dio un golpe de autoridad y ahora los Verdes ven la luz al final del túnel, pues por ahora solo la diferencia de goles los separa de los puestos de liguilla.

Pero además del resultado, Gustavo Díaz aprovechó el encuentro para dejar en claro que su proyecto es diferente, algo que se vio desde que mostró su alineación. William Yarbrough volvió a la titularidad en detrimento de Felipe Rodríguez, Andrés Andrade volvió a arrancar de inicio y el juvenil José Iván Rodríguez fue titular en la contención al lado de Alex Mejía.

Y mientras Iván y el “Rifle” aprovecharon la confianza con buenas actuaciones, William se comió el gol en contra de forma increíble, por lo que la lucha por la titularidad en la portería vuelve a intensificarse.

De ahí en más, la Fiera cumplió con la promesa que había hecho a lo largo de la semana. Se vio un equipo intenso, que buscaba recuperar la pelota lo más cerca posible del arco de Querétaro, y el “Chavo” Díaz pareció encontrar la estabilidad que tanto le hacía falta al equipo con el 4-2-3-1 que recordó a la etapa de Luis Fernando Tena.

Funcionó en la primera mitad, cuando los Gallos se vieron rebasados completamente, aunque para la segunda parte el desgaste le jugó en contra a los Verdes y cedieron terreno. Los Gallos aprovecharon y encontraron el empate, pero al 80’ le dieron espacio a Elías Hernández y Mauro Boselli, los hombres más peligrosos del León en la actualidad, y el “Matador” aprovechó para firmar su gol 99 con la casaca esmeralda y darle la victoria a la Fiera.

Ahora, el próximo sábado se viene una difícil prueba ante el Pachuca en el Nou Camp, en lo que será la presentación de Gustavo Díaz en casa, y que será la primera prueba para que el Club León recupere su fortaleza en el Glorioso.

Por lo pronto, y apenas tras noventa minutos de futbol, un sentimiento olvidado ha comenzado a germinar en los corazones verdiblancos. La esperanza, que había sido olvidada y relegada a un oscuro rincón, vuelve a aparecer cuando hablamos del Club León y nos hace volver a soñar en tiempos de gloria.

Es cierto, falta mucho para hablar de títulos y trascendencia, pero el partido de ayer nos hizo recordar que cuando la directiva, el técnico, el equipo y la hinchada toman una misma dirección, no existe nada que pueda detener al Verdiblanco.

Últimas noticias

24-11-2017
Van contra los pronósticos
Leer más
24-11-2017
A buscar la hombrada
Leer más
23-11-2017
El 'Chavo' contra el viejo lobo de las liguillas
Leer más
23-11-2017
Roban casa de portero del Club León
Leer más

Suscríbete a #DaleLeón y recibe nuestras últimas noticias

Por favor ingresa tu nombre y tu correo electrónico, antes puedes leer nuestro aviso de privacidad.