#TBT: El día que Javier Torrente se enfrentó a la afición de León

Antes de esta etapa gloriosa; antes de Ignacio Ambriz y el renacer esmeralda; antes de los ocho triunfos consecutivos y la ilusión del campeonato; antes de todo esto el Club León naufragó por mucho tiempo por aguas turbulentas de fracaso y medianías, donde la liguilla parecía siempre un sueño lejano, y donde el equipo simplemente no terminaba de funcionar.

Ese tiempo, concretamente, fue hace dos años, en 2017, y el técnico en turno era un rosarino de la escuela de Marcelo Bielsa de futbol ofensivo y vertical, al menos en el papel, y cuyo nombre era Luis Javier Torrente.

Había llegado a finales del 2016 en sustitución de Luis Fernando Tena, y arrancó con 11 partidos consecutivos sin perder, que le sirvieron para colarse a la liguilla y jugar las semifinales donde cayó ante Tigres.

Pero después vendría la debacle. En el Clausura 2017 el equipo hizo un torneo decepcionante, pues sumaron 20 puntos insuficientes para clasificar a la liguilla, y tampoco pudieron trascender en la copa. El crédito de Torrente se terminaba, y a pesar de las críticas, la directiva lo renovó y le dio la oportunidad de arrancar el Apertura 2017.

Sin embargo, las cosas no salieron de la mejor manera. Tras las primeras seis jornadas, el equipo mostraba dos victorias, un empate y tres derrotas, además de que arrastraba una racha de cuatro meses sin ganar como local. Para la jornada 7 frente a Santos la presión ya estaba demasiado alta, y después de que el equipo cayera derrotado una vez más, la afición esmeralda se hizo escuchar en el estadio a la voz de: “Fuera Torrente”.

En ese preciso momento el estratega argentino perdió el temple, y en la rueda de prensa posterior al partido se descargó contra el pueblo verdiblanco.

"Qué pinche presión tenemos acá en casa porque en definitiva la gente, en lugar de apoyar y en vez de demostrarle al equipo un apoyo incondicional, está queriendo que se consiga un un resultado que no se nos viene dando", dijo en primera instancia, para después recalcar que “lo que piense la gente no me interesa".

Estas palabras fueron sus últimas como entrenador del Club León. La directiva confirmó un día después su destitución, y el fin de su etapa en el Bajío.

Pero ahí no acabó la historia, pues Torrente solicitó una última conferencia de prensa, y aunque se esperaba una disculpa pública, lo que entregó fue prácticamente lo contrario.

“Lo vuelvo a decir, no importa lo que dice el periodismo, no importa lo que dice la gente, uno se tiene que aislar y tiene que trabajar de acuerdo a sus convicciones”.

Esa fue su despedida del Club León. Después se vería en los palcos del Nou Camp, como un aficionado más del equipo esmeralda, y testigo de la racha positiva de Gustavo Díaz, su sucesor.

Y ahora, luego de una aventura en Chile con el Everton de Viña del Mar al que salvó del descenso, Torrente ha vuelto a México con el Morelia, y le tocará enfrentarse a una Fiera completamente diferente, que ha regresado a su mejor nivel, y que aspira a conseguir el título.

¿Ustedes recuerdan la despedida de Torrente? ¿Creen que se justifica su reacción por el escenario de presión en que vivía el equipo? ¿Creen que toda su gestión se opaca por este exabrupto final? #DaleLeón

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.