#TBT: El día que Gustavo Bou cambió la gloria por el oro

Luego de jugarse la ida de los cuartos de final, y a pesar de toda la rivalidad y el video que promocionó Tijuana para el juego contra el Club León, los verdes demostraron en la cancha el porque terminaron como el mejor equipo de toda la liga, y se trajeron de la frontera una cómoda ventaja de 1 – 3 con la que tienen prácticamente amarrado el pase a las semifinales.

Sin embargo, la defensa esmeralda no pudo evitar que el mejor delantero de los Xolos, Gustavo Bou, marcara un tanto que le da algo de esperanza al cuadro rojinegro, y con el que suma ya nueve anotaciones en esta temporada, la de su regreso al futbol mexicano.

Pero tal vez si Bou hubiera tomado decisiones diferentes a principios de año, hubiera sido él el que hubiera regresado al Bajío con una clara ventaja a su favor, pues estuvo a punto de convertirse en refuerzo del León como reemplazo de Mauro Boselli.

Todo comenzó a finales de diciembre del 2018, cuando el Club León se encontraba en pretemporada, y la afición y los medios pedían el fichaje de un delantero importante que pudiera cubrir la baja del “Matador”.

Conforme pasaban los días, los rumores cobraban más fuerza, y para el tres de enero del 2019, el periódico AM publicaba que la directiva esmeralda ya había realizado una oferta formal por el delantero argentino, y que prácticamente restaban horas para hacer el traspaso oficial.

Cuatro días después, el siete de enero, Racing Club de Avellaneda, el equipo donde había jugado el último semestre, confirmaba su salida, y en México su llegada al Bajío parecía inminente, e incluso el periódico Correo confirmaba el traspaso en un préstamo por un año con opción a compra.

Pero el anuncio oficial nunca llegó, y dos días más tarde, el nueve de enero, el portal ESPN Deportes confirmaba que la operación se había caído, según ellos, debido a que el jugador y la directiva esmeralda no pudieron llegar a un acuerdo por su salario.

“El arreglo entre las directivas de ambos clubes estaba hecho, con un contrato multianual para el jugador, pero no con las pretensiones económicas que el futbolista esperaba y su llegada al Bajío mexicano no podrá ser”, decía textualmente la nota de ESPN.

Finalmente, el 13 de enero las redes sociales de los los Xolos de Tijuana confirmaban que Bou regresaba a la frontera, donde disputaría el actual Clausura 2019, y donde se confirmó como el máximo goleador del equipo, con ocho goles en la temporada regular más el que anotó ayer en la ida de los cuartos de final.

Apenas la semana pasada, el propio delantero confirmó en entrevista para el diario Marca el interés que hubo de la Fiera, pero afirmó que prefirió un lugar donde se “sintiera bien”.

“Acá en la liga mexicana el que estaba interesado era León. Sí, obviamente, yo le dije a mi representante que no veía pretensiones, que yo solo quería estar en un lugar donde me sienta bien. Teníamos ganas de volver al fútbol mexicano".

Y así termina su historia. Tal vez, si Bou hubiera tenido fe en el proyecto esmeralda que cocinaba Ignacio Ambriz, estaría en León, liderando el ataque verdiblanco y con un pie en semifinales, pero al final sus aspiraciones económicas habrían sido más importantes, y todo indica que su paso por la liguilla acabará en los cuartos de final, eliminado por un Club León histórico y avasallador, del que pudo haber sido parte.

El sábado veremos cómo se sigue escribiendo esta historia. #DaleLeón

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.