Señoritas: ustedes ya hicieron historia

Al final el pronóstico se cumplió. El Club León Femenil cayó en los cuartos de final de la Liga MX ante el América, y suspende el sueño de su primer campeonato hasta la siguiente temporada.

Pero lejos del gran favoritismo que rodeaba a las Águilas, que llegaban como líderes de su grupo, segundo puesto de la tabla general, la mejor defensiva del torneo y como campeonas actuales, apenas y pudieron derrotar a las verdes por 2 – 1 en el marcador global, y sufrieron en demasía para conquistar el pase.

Y es que más que méritos del América, el Club León cayó por sus propios errores en toda la eliminatoria; desde el penal fallado en la ida en el último minuto, hasta los tres balones que mandaron a los postes en la vuelta en el Azteca. Las esmeraldas ganaron siempre en entrega y pundonor, con sacrificio y sangre que les valieron para mirar a la cara a las campeonas y hacer que sufrieran el pase. Y se falló en el objetivo, pero se sentaron las bases para un proyecto que apunta muy alto.

Porque luego de un comienzo dubitativo y un par de temporadas para el olvido, este Club León Femenil se ha convertido en un equipo serio, se metió entre las ocho mejores escuadras del país, y demostró que ya no le bajan la mirada a nadie.

Everaldo Begines, desde el banquillo, les ha entregado las armas para competir no solo ante el América, sino ante los fuertes de su grupo, como Monterrey, Tigres o las Chivas, a las que sacaron de la liguilla en la última jornada. Los rivales ya temen meterse al Bajío a enfrentar a las Fieras, que con su propio trabajo se han sobrepuesto a los críticas y a los golpes que han sufrido a lo largo de su historia.

Hoy, en la cancha de uno de los templos más importantes del futbol mundial, las Esmeraldas del León se graduaron como futbolistas profesionales, pues es en la derrota donde se forja el carácter y es ahí donde se aprende a ganar.

Ahora, el Club León Femenil tiene la misión de regresar y cobrar venganza. Se han demostrado a si mismas que son capaces de apuntar a las estrellas, y que es posible alcanzarlas. En su camino a la gloria no estarán solas, pues el pueblo verdiblanco las respaldó con 29 mil almas y comprobó que viajan junto a ellas, dispuestos a entregarles toda su pasión y su aliento cuando más lo necesiten.

Esta temporada ya han hecho historia, aunque el proyecto recién arranca, y el futuro es esperanzador. Hoy, luego de enfrentarse a las campeonas y tenerlas a su merced, pensar en un campeonato no suena descabellado, aunque queda mucho trabajo por delante.

Porque con esta temporada, y a pesar de caer en la primera eliminatoria, el Club León Femenil ganó algo mucho más importante: el orgullo y el reconocimiento de su propia afición. #DaleLeón

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.