Oxígeno en el puerto

Por Jorge Ramos Pérez | Foto: Especial

Finalmente, luego de semanas de navegar a la deriva, el barco esmeralda encontró el rumbo. El capitán Gustavo Díaz rascó en lo que le queda de su diezmada tripulación y puso un once titular completamente parchado, con jóvenes canteranos y futbolistas fuera de su posición habitual, pero todos con el hambre de demostrar que aún no estaban muertos.

Y lo lograron. Se pararon en uno de los estadios más complicados de la actualidad, y que además estaba completamente lleno. Se impusieron a un equipo al que lo mueve el instinto de supervivencia, y que llegaba con tres victorias consecutivas. Pero en medio de ese entorno adverso, los futbolistas verdiblancos encontraron la motivación que tanto les había hecho falta.

Antes que asustarse por la voluntariosa grada del “Pirata” Fuente, los Verdes decidieron enfrentarlos con el orgullo al frente. Ya pocos creían en ellos, y lo único que les quedaba, como dijo Mauro Boselli a inicio de semana, era luchar por tener un cierre digno. En sus mentes, ni la victoria ni la clasificación estaban en primer lugar, sino que la propia dignidad se convirtió en su principal motor, y en ese cambio llegó la victoria.

Hombres como Miguel Herrera Equihua o el juvenil Cristian Torres, cuyo papel al inicio del campeonato era completamente secundario, probaron que tienen la capacidad para sostener la central. Iván Piris por la banda izquierda recuperó la seguridad que se había perdido por esa banda. Luis Montes y Juan Cornejo pudieron encontrar la solidez en el mediocampo que se había perdido desde la lesión de Alex Mejía. Jorge Díaz Price crece con cada minuto que disputa en el máximo circuito, y adelante Mauro Boselli no deja de marcar goles.

Hasta Andrés Andrade, que fue criticado en la semana por enfrentarse a la afición luego del partido ante Morelia, tuvo minutos para sacarse la bronca, y para aportar a una causa que ya parecía completamente perdida.

Pero luego de esta victoria, viene lo más importante. El Club León evitó el naufragio en el puerto, pero todavía ve muy lejos la costa de la salvación. Ahora viene el cierre en casa ante el Tijuana, y después terminarán la temporada ante Chivas en Guadalajara, un equipo que ya ha tirado el torneo. Lo que antes parecía imposible ahora no se ve tan complicado, y si logran derrotar a los Xolos, los Verdes podrían volver a soñar con la clasificación.

Aunque tampoco se puede ser optimista, y la misión debe ser sostener el nivel. Más que pensar en la liguilla y rescatar el torneo, los Esmeraldas deben volver a apelar a su amor propio, y al orgullo de morirse de algo. Tras varias semanas de lucha, de decepciones y frustración, los tres puntos son un bálsamo, pero esto no borra el sentimiento de impotencia que la hinchada verde ha cargado durante toda la temporada.

La victoria llega demasiado tarde, y un último aire de fe infla las velas del navío verdiblanco. ¿Podrán mantener el curso hasta el final? ¿O serán devorados por la tormenta que se gesta en el horizonte?

Últimas noticias

23-05-2018
Mauro Lainez es baja
Leer más
23-05-2018
León podría dejar ir otro de sus 'peces gordos'
Leer más
22-05-2018
Así quedó la pretemporada del León
Leer más
22-05-2018
Las últimas palabras de Elías como Fiera
Leer más

Suscríbete a #DaleLeón y recibe nuestras últimas noticias

Por favor ingresa tu nombre y tu correo electrónico, antes puedes leer nuestro aviso de privacidad.