La tradición polémica del Puebla

Por Jorge Ramos Pérez | Foto: Especial

El Puebla es un equipo histórico del futbol nacional, está ubicado en una plaza de tradición y posee varios títulos profesionales.

Sin embargo, se ha destacado también por su historia convulsiva, sus proyectos ineficientes y la falta de seriedad de sus directivos.

Y es que el Puebla que enfrentará al León tiene su origen en el Bajío, pues la franquicia del Unión de Curtidores que ascendió en el Verano 1999 es la que se sacrificó para mantener a la Franja en primera división por unos años más.

En ese torneo, el Puebla descendió deportivamente pero Francisco Bernat, su dueño en ese tiempo, pretendió comprarle la franquicia del León a Valente Aguirre. Tras las protestas ciudadanas, Aguirre le ofreció a Bernat la franquicia de los Curtidores, que se convirtió en el nuevo Puebla.

Sin embargo, ahí no terminaron los problemas para el cuadro camotero, pues los resultados nunca llegaron, y el equipo volvió a descender en 2005, mientras un par de personajes se filtraban a su agenda, Ricardo Henaine y Mario Marín Torres, el “Gober Precioso”.

Marín comenzó a ejercer como Gobernador del estado de Puebla en el 2005, y debido a su buena relación con Henaine, presionó a Bernat para deshacerse de sus acciones del Puebla en favor de su amigo, lo que terminó con Bernat encarcelado en 2009, y cediendo por fin su parte del Puebla a Henaine.

Ya con Henaine como único dueño, los problemas continuaron, y ahora fue en 2012 cuando explotaron los pleitos. Con su aliado Mario Marín ya fuera de la escena política, y envuelto en conflictos y deudas, vendió el club a los hermanos Lopez Chargoy, que en ese mismo año adquirieron también a los Jaguares de Chiapas. Sin embargo, apenas hace unos meses, Henaine reveló supuestas presiones de parte del nuevo Gobernador poblano, Rafael Moreno Valle, que lo orillaron a la venta del club.

Sea como haya sido, con los Lopez Chargoy al frente continuaron las polémicas arrastradas por las últimas administraciones, y aunque primero el problema se limitó a falta de pagos a jugadores y cuerpo técnico, después terminó con la reclamación de Henaine de que no tenían el derecho de explotar la marca del Puebla FC, lo que terminó con un cambió en el nombre del equipo y su escudo.

En ese contexto llega el Club Puebla a la jornada 15 del Apertura 2016 ante el León. Si bien el equipo parece haber encontrado estabilidad en la cancha, en lo administrativo continúan los problemas de los López Chargoy, que no parecen contar con los medios suficientes para mantener a dos equipos de primera división.

Parece ser que la tradición y la polémica conviven en la identidad del Puebla, que a pesar de su larga historia en el futbol nacional, se ve lejos de terminar con su complicada situación administrativa.

Y por si se lo preguntaban, la franquicia original, la que descendió en 1999, pasó a ser los Ángeles de Puebla y luego fue vendida incontables veces en las que pasó a ser Real San Sebastián, Atlético Chiapas, Atlético Yucatán, Azucareros de Córdoba, Huracanes de Colima, Águilas de la Riviera Maya, Zacatepec y Socio Águila, que fue el último nombre del Puebla original antes de su desaparición en 2009.

Últimas noticias

16-11-2018
En Argentina van con todo por Mauro Boselli
Leer más
16-11-2018
Este equipo quiere quitarle Alex Mejía al Club León
Leer más
15-11-2018
El nuevo proyecto de Fuerzas Básicas del Club León
Leer más
14-11-2018
El último León de leoneses
Leer más

Suscríbete a #DaleLeón y recibe nuestras últimas noticias

Por favor ingresa tu nombre y tu correo electrónico, antes puedes leer nuestro aviso de privacidad.