Jean Meneses: Sobrevivir a la caída

Foto Club León

“No creo que me mantenga en México”, decía Jean Meneses para CDF Chile a principios de enero de este año. Luego de un semestre complicado en el Club León, Meneses no veía como salir de esta situación, y coqueteó con la idea de volver a su país.

Pero hoy su vida ha dado un vuelco. Es titular indiscutible en el esquema de Ignacio Ambriz, ha vuelto a llevar explosividad y desborde a la banda izquierda de la Fiera, y partido a partido muestra más confianza y atrevimiento.

Meneses ha experimentado en León tanto los sinsabores de la derrota como las mieles del éxito, y ahora, en entrevista exclusiva para Dale León, acepta que su adaptación al futbol mexicano fue dura, y que su llegada no se dio en el mejor escenario.

“Hay muchos factores que influyen, me costó porque ya habían hecho una pretemporada, ya llevaban tres o cuatro fechas de arrancado el campeonato, y eso también influye mucho”.

El extremo izquierdo, que llegaba a León luego de haber anotado un total de siete goles con Universidad de Concepción, y que tenía a su equipo en medio de la pelea por el campeonato chileno, resintió el cambio de país, y apenas y sumó 333 minutos en su primera campaña, con solo cinco partidos como titular y ningún gol anotado.

“Lo que todo futbolista quiere es jugar, empezar a sumar minutos, ayudar al equipo de una forma diferente dentro de la cancha. Uno sabe que cuando está afuera tiene que estar apoyando pero de fuera no se puede hacer mucho, y más para uno que es extranjero, que siempre se le exige un poco más cuando llega de refuerzo”

Así terminó el 2018. El León se quedó fuera de la liguilla, y Meneses era catalogado como un mal refuerzo, una compra de pánico que no tenía nivel para destacar en el equipo esmeralda. Su situación era crítica, y en cuanto se abrió el mercado, comenzaron a llegar los rumores sobre su supuesto regreso a Chile.

“Se habló bastante de mi situación, que podía volver a Chile. Tuve conversaciones con equipos importantes de allá, pero yo tenía claro como era mi situación, sabía que no podía jugar en tres equipos en menos de un año, así que por ese lado estaba tranquilo. También salió en varios lados que yo me quería ir, pero yo tenía claro que que me quedaban seis meses de contrato acá, y era mi oportunidad de demostrar lo contrario, que quería quedarme, y bueno, siempre depende de uno superarse y mejorar, y creo que las cosas comenzaron a mejorar de a poco”.

El reglamento de FIFA dice que ningún futbolista puede jugar con más de dos equipos en el mismo año futbolístico. Al haber arrancado la temporada con Universidad de Concepción en Chile, Meneses no podía arreglarse con otro equipo, por lo que rechazó a todos los interesados y se enfocó a trabajar para consolidarse en el Bajío.

Y su trabajo dio resultados. Comenzó como una alternativa interesante para Ambriz, y luego las lesiones de tipos como Yairo Moreno o Rubens Sambueza le abrieron las puertas para establecerse como titular. Ahora no afloja, y su futbol se ve mejor jornada tras jornada, mientras el entorno esmeralda destaca cada vez más su aporte ofensivo al equipo.

“Todos sabemos que eso es lo lindo que tiene el fútbol, que en un momento nadie te nombra y cinco minutos después te toca entrar y haces un partido maravilloso y todos te nombran, pasas de ser el más malo a ser el mejor, y eso es lo que te regala el fútbol. Gracias a Dios pude ayudar al equipo a mejorar”.

Y el punto de inflexión es fácil encontrarlo. Jornada 5, partido León vs. Cruz Azul en el Nou Camp. Los Verdes suman seis partidos consecutivos sin ganar en casa, y la Máquina necesita una victoria para quitarse la malaria. Primero Ángel Mena le anota a su exequipo de penal, y después, para terminar de sepultar al Azul, Meneses marca el golazo de la temporada en una chilena-media tijera que hizo explotar el “Glorioso”.

“Lo del gol llegó en el momento preciso, era algo que venía buscando, lamentablemente no se me había dado, pero ese partido fue fundamental para seguir creciendo, para seguir ganando confianza y también para ayudar bastante al equipo para lograr el triunfo en casa, que era bastante necesario”.

Ahora, Meneses es un hombre diferente. Atraviesa un estado de gracia y sabe que este renacimiento se debe en gran parte a la figura de Ignacio Ambriz, el técnico que lo sacó del inframundo y lo llevó al olimpo.

“Nacho Ambríz fue la persona que volvió a darme vida, por así decirlo, porque fue el que confío en mí, el que me dio minutos, el que me empezó a poner de titular. (…) La forma de ser de él, la forma de llegarle a cada uno de los jugadores, como te habla, la confianza que te da, es fundamental, nos ha ayudado a todos a subir nuestro nivel, y está reflejado ahora en la tabla y los resultados”.

Y es que el cambio parece increíble. Este mismo equipo, el torneo pasado no tenía un rumbo fijo, y deambuló por la Liga MX con más pena que gloria, sin poder poder meterse nunca entre los mejores ocho. Ahora, esa misma base de jugadores ha dado un vuelco en un par de meses y luchan por las primeras posiciones de la tabla. Pues para Meneses, la clave de esta transformación es la más simple del mundo: la perseverancia.

“Yo creo que todo es trabajo y creer en lo que uno está haciendo. Nos tocó una pretemporada bastante dura, donde el profe tuvo tiempo de enseñarnos varias cosas, que era lo que quería que hiciéramos. Ahora, en este segundo torneo, gracias a Dios esas enseñanzas nos dieron frutos y todo fue en creer y trabajar duro para lo que se venía”.

Ese mismo trabajo y sacrificio que ha llamado la atención en León, podría alcanzar el cono sur del continente y llevar a Meneses a la “Roja”, la selección chilena, uno de sus mayores objetivos como futbolista, pero que tampoco le quita el sueño.

“Todo va de la mano, depende de mí solamente. Acá tengo que seguir en la misma, ayudando al equipo, que logremos cosas importantes, y después todo te llega sólo. Si uno se empieza a preocupar de otras cosas, se desenfoca de lo que realmente te está dando frutos, que ha sido ahora el Club León, así que tengo que seguir acá, y si después las cosas llegan bienvenidas sean, y si no, a seguir mejorando para quedarme en esta institución”.

Ahora, el gran arranque del Club León ha llevado a su hinchada a ilusionarse, a pensar en la liguilla y soñar con el campeonato, un sueño que comparte también Meneses, aunque sabe que el camino para llegar ahí está marcado por la consistencia.

“Vamos paso a paso, partido tras partido. Ya el equipo empezó de menos a más y tenemos que ir partido tras partido ratificando lo que queremos. Todos sabemos que entrando a la liguilla aquí puede salir campeón cualquiera, pero sabemos que esta institución se caracteriza por ser una de las más fuertes una vez que entra la liguilla, y de ahí ya nadie quiere enfrentarla, así que estamos mentalizados a meterla a la liguilla y obviamente salir campeón, qué es el sueño de cada uno”.

Así, con dos temporadas en México, Jean Meneses ha sido un pasajero más de la montaña rusa que es el futbol mexicano. Cayó hasta el fondo del barranco, y estuvo a punto de sucumbir y regresar a Chile, pero en vez de rendirse, aceptó el reto de frente, y comenzó a escalar. Ahora está en ascenso, todavía lejos de la cima, pero consciente de que el esfuerzo y el sacrificio lo llevarán hasta ahí, a su consagración en verde y blanco, y en el césped del Nou Camp.

Cortita y al pie

 Técnico que más te ha marcado: Miguel Ponce – San Luis de Quillotá – Salió campeón / Víctor Rivero – San Luis de Quillotá – Consiguió el ascenso / Nacho Ambriz – León

 Restaurante favorito: Chillis e Italiannis

 Jugador Favorito en tu posición: Lionel Messi

 Momento favorito con el León: Cuando pude marcar mi primer gol ante Cruz Azul

 Comida mexicana favorita: Tacos. He empezado a probar la salsa picante, pero muy poquito

 Comida leonesa: He probado muy poco, pero la verdad que la comida es muy rica, y también uno tiene que echarle un poco de picante para que agarre otro sabor.

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.