¡Hay liguilla! El Club León Femenil hace historia

En 1977, justo en medio de la carrera espacial entre los Estados Unidos y la URRS, las dos sondas Voyager fueron lanzadas al espacio, y se convertirían en los artefactos creados por el hombre que más se han alejado de nuestro planeta.

En cada una de esas sondas, los científicos de la NASA colocaron un disco de oro que contiene distintos sonidos de la vida en la tierra, así como saludos en 56 idiomas de culturas de todas partes del mundo. Y ahí también se incluyó una leyenda en latín que resumía el asiduo camino y la perseverancia de la raza humana, “Per aspera ad astra”, que se traduce en algo así como: “Por las dificultades hasta las estrellas”.

Hoy, el Club León Femenil ha honrado a esa frase. Un equipo formado al vapor en un verano, que saltó a competir casi sin preparación en la primera liga profesional para mujeres en México, que sufrió goleadas de escándalo y fricciones en su vestidor, que tuvo que enderezar el camino y apelar a la gente de casa para sacar su mayor potencial, que perdió y vio regresar a algunas de sus más grandes jugadoras; hoy ese mismo equipo superó todas las adversidades, y dio el primer paso hacia su primera estrella.

Lejos de su gente, bajo un sol hostil que marcaba treinta grados de temperatura en Michoacán, las esmeraldas salieron a jugarse la vida. Sabían que no había vuelta de hoja, y que todo el dolor y el sacrificio que habían entregado en los últimos años las había traído hasta aquí, hasta esta tarde inclemente en la que tenían que derrotar al Morelia para ganarse el derecho de competir por el título ante los mejores equipos del país.

Así lo entendieron, y así jugaron. Salieron a comerse a unas Monarcas que ya no se jugaban nada, pero que no por eso iban a regalar el honor. Las verdes comenzaron su asedio desde el primer minuto, y Morelia solo resistió hasta el 34', cuando Michelle Vargas puso el primero.

El partido se encaminaba al escenario que el León buscaba, pero en la segunda parte todo se complicó. Morelia empató a balón parado, y en Guadalajara las Chivas celebraban la momentánea clasificación, si el resultado se mantenía así.

Pero lo que no se imaginaban era que el empate sacaría la cualidad más peligrosa de esta Fiera, que apeló a su orgullo y a su determinación para clasificarse por sus propios méritos. Las chicas de jerarquía tomaron la situación en sus manos. Primero Yamilé Franco, el gran refuerzo para esta temporada y que ha demostrado ser una de las futbolistas con más calidad técnica de todo el plantel, puso el 1 – 2, para que después Michelle Vargas reventara el travesaño y terminara por sacar pundonor y coraje para cerrar el partido con el 1 – 3.

En los últimos minutos todavía cedieron el 2 – 3, pero ya no importó cuando la silbante pitó el final.

Así, con la piel quemada por el sol y la sangre hirviente por la pasión, el Club León Femenil hizo historia, y se metió por primera vez a la liguilla de la Liga MX. Su camino de derrotas, dificultades y sinsabores las ha hecho más fuertes, y las ha traído a la cumbre, a unos pasos de la gloria, donde solo pueden llegar los más tenaces.

Pero esto todavía no termina. Se han ganado por primera vez el derecho de mirar a las mejores a la cara, de competirles de tú a tú, y de demostrar nuevamente que con trabajo cualquier meta es posible.

“Per aspera ad astra”, dice el disco de oro que vuela a millones de kilómetros de distancia. Y lo mismo dice el Club León Femenil, que emula desde el Bajío su propio viaje hasta las estrellas. #DaleLeón

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.