¿Funciona la fórmula Pachuca?

Por Jorge Ramos Pérez | Foto: Especial

Era diciembre del 2010. El Club León se enfilaba a otra temporada en la Liga de Ascenso, pero los hermanos Batarse decidieron que ya no podían más. De pronto, se anunció la adquisición de la franquicia esmeralda por parte de Grupo Pachuca, y comenzó una relación de agridulce entre la Fiera y los Tuzos.

De inicio, el León se convirtió en la nueva casa de una gran mayoría de canteranos hidalguenses, y años después esa base de descartes de Pachuca conseguía el ascenso y después un bicampeonato en la primera división.

Ahora, para el Apertura 2018, el Club León apela a esa historia, y trae de la cantera tuza a Juan José Calero, un chico de 19 años que espera consolidarse en el Bajío.

¿Pero cómo les ha ido a los jugadores que realizaron el movimiento Pachuca – León en los últimos años? ¿Han encontrado en Guanajuato la estabilidad que no tuvieron en Hidalgo? ¿O terminaron por colapsar sin ser nunca elementos importantes? La respuesta es más bien ambigua.

Luego de esa primera camada excepcional que trajo a León a hombres tan importantes como Luis Montes, Carlos Peña o Edwin Hernández, la fórmula se desgastó, y los traspasos directos de Pachuca a León cesaron.

Los últimos tres jugadores que siguieron ese camino fueron Simón Steven Almeida para el Apertura 2015, Germán Cano para el Clausura 2016, y Osvaldo Rodríguez, para el Apertura 2016, y los tres tuvieron rendimientos mixtos.

En primer lugar, Steven Almeida fue el de peores números. Fue presentado como refuerzo para el primer equipo, y los reportes indicaban buenas cosas de su paso por Pachuca, donde ya había debutado en primera división.

Sin embargo, ya en el Bajío, Juan Antonio Pizzi lo relegó a la categoría Sub 20, nunca debutó en liga, y a la Copa MX solo asistió como banca. Finalmente, tras seis meses de préstamo, volvió a Pachuca, y tras un paso por el Everton de Viña del Mar, volvió a México el torneo pasado para jugar con los Mineros de Zacatecas.

Después llegaría a León el delantero argentino Germán Cano, luego de que una lesión en la rodilla detuviera su adaptación en Pachuca, y que pintaba para convertirse en la pareja que Mauro Boselli buscaba desde hace tiempo.

Cano jugó tres temporadas en el Club León, siendo la más destacada la segunda, el Apertura 2016, cuando marcó cinco goles y puso cuatro asistencias, aunque después tuvo un serio bajón de juego que lo mandó de regreso al Pachuca. Tras una temporada sin suerte con los Tuzos, fue traspasado al Independiente de Medellín, donde se erigió esta temporada como campeón goleador de Colombia.

Y el último en arribar a la Fiera fue el juvenil Osvaldo Rodríguez, lateral izquierdo que llegaba sin mucho cartel pero con algunas convocatorias a selecciones mexicanas menores. Osvaldo tuvo a su llegada varios problemas de lesiones, pero en su segundo torneo se estableció como titular indiscutible.

Después, afectado de nuevo por molestias físicas, perdió su lugar frente al chileno Juan Cornejo, pero se mantiene como una opción importante, y dispuesto a recuperar la titularidad.

Ahora, se une a los Esmeraldas Juan José Calero, un jugador joven que ya debutó en primera división, y que espera explotar definitivamente en el club, y no pasar desapercibido como tantos otros.

Resultado de imagen para osvaldo rodriguez club leon

¿Creen que la fórmula de Pachuca a León ha dejado buenos dividendos? ¿Creen que Calero se convertirá en un elemento tan importante como lo fueron Luis Montes o el “Gullit” Peña? ¿O será más bien un nuevo Stiven Almeida? ¿Ven positivo que Pachuca mande a sus canteranos a León?

Últimas noticias

17-07-2018
El Club León femenil enseña la nueva playera
Leer más
17-07-2018
Barnes cuenta su verdad en el Club León
Leer más
17-07-2018
Se viene un arranque complicado
Leer más
16-07-2018
Edwin Lara: Que las promesas se vuelvan estrellas
Leer más

Suscríbete a #DaleLeón y recibe nuestras últimas noticias

Por favor ingresa tu nombre y tu correo electrónico, antes puedes leer nuestro aviso de privacidad.