Eder Pacheco: El ídolo que escogió a León

La ciudad de León es mágica. Este pedazo de tierra que se fraguó en el Bajío se ha convertido en el hogar de miles de personas que luchan y trabajan cada día por sus sueños e ilusiones, pero casi todos con un factor en común, pues la gran mayoría son apasionados y fieles a una religión de color esmeralda.

Y esos fieles seguidores del culto verdiblanco son muy cuidadosos para elegir a sus ídolos, pues no cualquiera se pude convertir en santo de su devoción, y son pocos los que han recibido la adoración del pueblo del Club León.

Por eso ahora, cuando Eder Pacheco habla del equipo que lo llevó a probar la gloria, y de la ciudad que lo acogió a él y a su familia, no puede evitar rendirse ante la alegría y los recuerdos felices que lo invaden.

“Todo lo hermoso que tuve la fortuna de vivir en León, el ascenso, recibir el cariño de la gente. Ese cariño que yo recibí aquí no lo tuve en ninguna otra ciudad, en ningún otro equipo por el cual jugué. Sin faltarle el respeto a ningún otro equipo, pero dado a lo que se vivió acá en León, era obvio que la gente iba a retribuir de esa forma, la gente estaba muy deseosa de que el equipo regresara a primera división”, apunta el exdelantero brasileño, que ahora, siete años después de esa gesta, se ha establecido en la ciudad y ha inaugurado un negocio con el que intenta superar la nostalgia por patear un balón.

Tal vez en ningún país del mundo se entienda el fenómeno del futbol como se hace en el Brasil, donde la pasión y la entrega de los brasileros hacia la pelota raya en la demencia. Por ello resulta todavía más interesante que un goleador del amazonas haya encontrado en León los mismos sentimientos que se viven en su país.

“Yo ya había estado en varios equipos del ascenso y de primera división, y en ninguno iba tanta gente al estadio, o la gente en la calle que te paraba y te pedía una foto, un autógrafo. Realmente es una afición totalmente entregada al equipo, y eso no me había pasado. Yo no me sentí jugador de futbol hasta que llegué a León”.

Y es que no es para menos. Eder no olvida el sueño hecho realidad que vivió junto a toda la ciudad en 2012, en aquellos seis meses en que fueron invencibles y rompieron la década maldita en el descenso.

“Mi mejor momento es la final de ascenso, ese gol que marqué, el tercer gol que le dio cierta tranquilidad al equipo y a toda la afición, y que era lo que todos queríamos, ese fue mi mejor momento, el mejor recuerdo que tengo en el León”.

Sin embargo, admite que hubo otro suceso que lo marcó todavía más, y que nunca se hubiera imaginado.

“Lo mejor que me pasó, increíble, fue cuando vine a jugar con Correcaminos en contra del León en copa, metí un gol y la gente me hizo un homenaje, formaron mi nombre. En ese momento mis compañeros me decían: 'Eder, voltea, voltea', yo no lo había visto y cuando vi a la afición con mi nombre me emocioné, y al final yo salí faltando como diez minutos y todo el estadio me aplaudió, fue lo mejor que pudo pasar”.

Hoy, con 41 años cumplidos, sigue su camino al lado del balón, pero ya no en el campo de juego, sino en el área técnica, pues recientemente recibió el título que lo acredita como entrenador profesional.

“Ahorita estoy de auxiliar por las mañanas en un equipo de la Asociación Mexicana de Futbolistas (AMFpro). La asociación arma equipos de jugadores que se quedaron sin equipo, y pone un cuerpo técnico para que los estemos entrenando, para que se mantengan físicamente y a ritmo para que en el siguiente torneo puedan tener una oportunidad de quedarse en un equipo. Está muy bien, está muy bien organizado, es una excelente oportunidad para los jugadores que no tienen equipo, y para nosotros que nos acabamos de recibir en el curso de director técnico también es una gran oportunidad para que llevemos a la práctica lo que nos enseñaron”.

Además, acepta que León sigue siendo su más grande aspiración y el equipo al que más quisiera regresar.

“Sería un sueño dirigir al León. Aparte de lo que viví, le agarré mucho cariño a este equipo, a la afición, a la ciudad, entonces dirigir al León después de haber estado como jugador y haber ascendido, sería un sueño”.

Pero por el momento, disfruta del buen paso del equipo como un hincha más del cuadro esmeralda, en espera de que llegue la liguilla y la lucha por el ansiado octavo campeonato.

“El equipo está súper bien y espero que siga así hasta el final, seguro que van a pelear el título. El equipo tiene para eso, lo están demostrando a cada jornada. Es mi deseo que lleguen a la final, y es el deseo de todos”.

Eder celebra los triunfos del equipo desde su nuevo restaurante, Espetinhos Pacheco 9, negocio de espadas brasileñas ubicado en el local 13 de la Plaza México, a un costado de Centro Max, con el que definitivamente ha echado raíces en la ciudad, y donde se encarga de cocinar personalmente la carne.

“Ahí vamos, tenemos dos meses apenas, la gente poco a poco viene llegando, viene conociendo, mucha gente piensa que son precios elevados, pero no, son precios accesibles. Ya cuando vienen regresan, todos han regresado, entonces invitarlos que vengan a conocer, es un concepto nuevo, algo diferente, son carnes pero son mini espadas individuales, tú escoges lo que vas a comer y está muy rico, a la gente le ha gustado, y repetir la invitación, que vengan todos a probar que seguro les va a encantar”.

Así, sin pensarlo ni proponérselo, Eder Pacheco sigue el mismo camino de futbolistas históricos de la institución, como Antonio Battaglia, Marcos Aurelio o Jorge Davino, extranjeros que le entregaron al Club León su vida y su futbol, y que después se quedaron en una ciudad de la que terminaron enamorados.

Eder Pacheco lo sabe, y sabe también que lo que ha recibido de esta tierra es más de lo que hubiera soñado, y por eso reitera que su mensaje es el mismo de siempre: la gratitud.

“Siempre seré un eterno agradecido a la gente por el cariño, por todo lo que viví en esta ciudad, en la institución, junto a esta afición maravillosa y desearles todo lo mejor, Dios los bendiga”. #DaleLeón

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.