Walter falló. ¿Y ahora?

Por Jorge Ramos Pérez | Foto: Especial

Fueron los nervios. Fue la presión. Fue el hecho de que el trabajo de toda la temporada estuviera en sus pies. Fue el pasto maltratado del estadio Azteca. Fue el guiño involuntario que hizo después de plantar el balón. Fue que no tuvo su mejor noche. Fue el destino. Fue el futbol.

Tal vez no haya sido ninguna de estas razones. Tal vez fueron todas. Lo cierto es que de los diez jugadores de León y Cruz Azul que patearon penales el día de ayer, solo uno falló, y fue Walter González.

El delantero paraguayo cargará ahora con esa pesada losa en su espalda. Será señalado por una hinchada furiosa y frustrada, que busca desahogarse como pueda. Y no es para menos. En el momento más importante, cuando el equipo necesitaba a su goleador, Walter sucumbió ante la presión, y tiró un pésimo penalti.

Atrás quedarán los buenos lapsos que había mostrado en la temporada. Ya a pocos les importará el gran índice de efectividad que mantiene en liga, donde marca un gol cada 117 minutos, prácticamente la mitad del tiempo que le toma a Mauro Boselli anotar.

Ahora deberá remar contracorriente, y encarar el indescriptible golpe anímico y moral que debe de haber significado esa falla; ese disparo desde los once pasos, donde cargaba con las ilusiones de todo el pueblo verdiblanco, y que se diluyeron en el tibio remate que se dirigió paciente a las manos de Allison.

Pero a pesar de estar en el fondo del abismo, de ser el blanco de críticas y señalamientos, Walter González por lo menos tiene la certeza de saber lo que tiene que hacer. Debe de ser consciente de que no hay forma de cambiar el pasado, y que para sobrepasar el trago amargo, debe hacer lo que fue traído a hacer: anotar goles.

El futbol puede llegar a ser caprichoso y complicado, pero para el delantero no hay otra manera. Su calidad se mide en goles, y si comienza a marcar a raudales, podrá sacarse la espina del fallo en la semifinal.

Hoy, Walter se encuentra con el primer punto de inflexión de su incipiente carrera en el Bajío. ¿Podrá salir avante de esta situación? ¿Superará el golpe anímico que significó fallar ese penal? ¿O caerá en el abismo de la duda y la incertidumbre? ¿Fue solamente su culpa que el León fuera eliminado ayer? ¿O hay que buscar una culpa colectiva?

Últimas columnas

12-11-2018
Misión: renovar a Mauro Boselli
Leer más
29-10-2018
'Chucho': Se te acabó la fórmula
Leer más
25-10-2018
Walter falló. ¿Y ahora?
Leer más
04-10-2018
La afición esmeralda está de regreso
Leer más

Suscríbete a #DaleLeón y recibe nuestras últimas noticias

Por favor ingresa tu nombre y tu correo electrónico, antes puedes leer nuestro aviso de privacidad.