La nueva nómina esmeralda

Foto: Marca

El sábado pasado, por la madrugada, el Club León confirmaba oficialmente la llegada de su último refuerzo, el extremo costarricense Joel Campbell, un atacante de experiencia europea y seleccionado nacional de su país, lo que inmediatamente ilusionó a buena parte de la hinchada esmeralda.

Sin embargo, apenas un día antes, el portal ESPN Deportes publicaba una nota en la que señalaban el alto salario de Campbell como el principal obstáculo que impedía su fichaje con la Fiera, ya que según información publicada por la Gazzetta dello Sport, Joel percibía un salario de alrededor de un millón de dólares al año.

¿Así que como es que finalmente se pudo concretar la llegada de Campbell a la Fiera? ¿No era precisamente el ahorro en la nómina la principal razón por la que se decidió prescindir de elementos de jerarquía como Mauro Boselli? ¿Entonces dónde queda la austeridad?

La realidad es que el tema es escabroso. De inicio, ni los futbolistas ni los equipos son propensos a revelar detalles exactos acerca de sus salarios, y de hecho no tienen ninguna obligación de hacerlo. Sin embargo, tampoco es complicado hacerse una idea general de quienes son los jugadores que cuentan con mejores contratos que otros.

En León, pareciera que el equipo ha podido aligerar un poco la gran carga salarial que arrastraba hace menos de un año. Desde junio pasado, cuando se confirmó la salida de Elías Hernández y el fin de la triste aventura de Landon Donovan, el cuadro esmeralda le debe haber dado un bajón importante a su nómina mensual, misma que todavía se aligeró más en este mercado de invierno, con las salidas de Alex Mejía y Mauro Boselli, quienes presumiblemente también tendrían salarios muy por encima de la media.

Es por eso que ahora, con esos cuatro grandes nombres fuera de la nómina, los Verdes fueron capaces de traer a elementos importantes como Rubens Sambueza, Ángel Mena y el propio Campbell, y al mismo tiempo costear los sueldos de refuerzos de perfil mucho más bajo, como Dilan Zúñiga, Iván Ochoa, Ramiro González, Vinicio Angulo, o José Juan Macías.

De este modo, y ante la salida de algunos de los futbolistas más importantes del equipo verdiblanco, la directiva supo mover sus piezas, y han salido bien parados con un plantel que da buenas sensaciones y con nóminas importantes como las de Rubens o Campbell, todo con el proyecto del nuevo estadio y la austeridad aún en puerta.

Ya solo falta ver si este renovado Club León puede demostrar en la cancha todo lo que se ha invertido en él. #DaleLeón

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.