El sueño 'gabacho' que se volvió pesadilla

Por Jorge Ramos Pérez | Foto: Especial

Era diez de enero del presente año. Los hinchas del Club León despertaban para encontrar que el glorioso Nou Camp había sido grafiteado con la imagen de su nuevo refuerzo, el inglés con raíces jamaiquinas Giles Barnes.

Al mismo tiempo, los rumores sobre la llegada de Landon Donovan a la Fiera se hacían cada vez más fuertes, hasta que una semana después, el astro estadounidense era presentado con bombo y platillo en el estadio, donde de inició abarrotó toda la Zona A.

En ese momento comenzó el idilio. Los hinchas leoneses soñaron con ver al último líder de la selección norteamericana de vuelta en el campo, con la calidad de hace 16 años. Lo visualizaron en el césped sagrado del estadio León, mientras repartía pelotas a los delanteros o con goles magistrales a media distancia.

Poco importaba que Donovan tuviera más de un año en el retiro, que hubiera fallado en su último sprint mundialista en 2014, y que sus hazañas ya estuvieran cubiertas por un halo de nostalgia. En la ciudad fue común escuchar frases como: “El toque nunca se pierde”; “está para treinta minutos por partido”; o “tiene una mentalidad ganadora que lo hará triunfar en León”.

Los detractores, sin embargo, intuían que la utopía esmeralda que había generado Donovan era insostenible, y que el tiempo terminaría con todas las esperanzas verdiblancas. Y efectivamente, el tiempo les dio la razón.

Gustavo Díaz argumentó hasta el cansancio la poca forma física de Landon y su falta de ritmo de competencia debido al largo tiempo en el retiro. Lo debutó hasta la jornada 6, el diez de febrero, solo por ocho minutos.

Los siguientes partidos jugó igualmente por algunos minutos, mientras el “Chavo” prefería darle oportunidades a los canteranos.

Hasta la jornada 13 ante Tigres, el 31 de marzo, y con la mitad del equipo lesionado, Donovan firmó su primera y única titularidad, y el equipo perdió por 4 – 1.

Al final, Landon sumó 115 minutos como futbolista del Club León, con cero goles anotados y cero asistencias. Los optimistas (cada vez menos) esperaban que en su segundo semestre, el Apertura 2018, el “Capitán América” terminaría por explotar, pero en una medida totalmente calculada, el Club León anunció que terminaba su relación laboral con Donovan precisamente cuando México jugaba ante Alemania su primer partido del mundial de Rusia 2018.

La noticia pasó por debajo del agua ante el festejo nacional por la histórica victoria ante los teutones, y así, entre la felicidad del pueblo mexicano y la indiferencia, terminaba el sueño americano en León.

¿Y Giles Barnes? El refuerzo que llegaba de la MLS a competirle el puesto de goleador a Mauro Boselli se fue sin debutar en liga, y con muchas chances de convertirse en el peor refuerzo del Club León en la época moderna.

Ahora se anuncia su inminente salida, mientras el equipo se prepara para una temporada de redención, donde deberán demostrar que la pesadilla ha quedado atrás, que ahora están bien despiertos y preparados para afrontar lo que venga, y que volverán a competir por el orgullo y el ánimo de toda una ciudad.

¿Creen que el Club León haya aprendido del fracaso de Landon Donovan y Giles Barnes? ¿Creen que los fichajes para esta temporada han sido mejores? ¿Ustedes esperaban que Donovan liderara al equipo al campeonato? ¿O ya intuían la catástrofe?

Últimas columnas

07-12-2018
El regreso del verdadero ídolo
Leer más
21-11-2018
La ilusión está en la Femenil
Leer más
12-11-2018
Misión: renovar a Mauro Boselli
Leer más
29-10-2018
'Chucho': Se te acabó la fórmula
Leer más

Suscríbete a #DaleLeón y recibe nuestras últimas noticias

Por favor ingresa tu nombre y tu correo electrónico, antes puedes leer nuestro aviso de privacidad.