El regreso del verdadero ídolo

El panorama es el más funesto que se recuerda en años. El Club León iniciará el 2019 con dos torneos consecutivos sin meterse a la liguilla. Todo apunta a que Mauro Boselli se irá más temprano que tarde, y Alex Mejía ha dejado claro que él tampoco quiere estar aquí.

El equipo se desmorona, la afición ha abandonado el Nou Camp, y cuando asisten expresan su frustración con silbatinas y abucheos. El año termina entre incertidumbre y desesperación, mientras el pueblo verdiblanco espera con una fe infundada que las cosas cambien el próximo semestre.

Pero hay un hombre que sabe lo que hay que hacer. Un tipo que ha entregado su vida al Club León, y que hoy, en el tiempo más aciago, vuelve a dar la cara y a recordarnos que a pesar de las crisis y las derrotas, esto es León, y aquí siempre volveremos a levantarnos.

Se trata de Ignacio González, el jugador franquicia del equipo esmeralda, que cumple ya nueve años en el Bajío y que está en la víspera de regresar a las canchas, luego de que una lesión en su rodilla lo haya tenido casi diez meses alejado de la pelota.

Hoy, el máximo líder esmeralda vuelve cuando más se le necesita, y nos recuerda que esta hinchada es capaz de lograr grandes cosas.

“Que la gente se vuelva a meter con nosotros, he visto a una afición un poco dispersa también. Este estadio hay que volverlo a hacer pesar, es una parte muy importante para nosotros”.

En 2010, cuando Nacho González llegó al León, el equipo llevaba ocho años en la segunda división, y todavía perderían otra final contra Necaxa. A él le tocó enfrentarse a una afición enfurecida, que pedía el ascenso a cada torneo, y que lo obligó a dejar el estadio encajuelado. Hoy, nueve años después, recuerda estos momentos con nostalgia, y sabe que si se pudo salir de ese pantano, lo de ahora es apenas un charco.

“Yo cuando llegué hace nueve años lo comentaba, si León quiere ascender tenemos que hacer una mística entre todos, tanto prensa local apoyarnos; afición, que es un peso muy importante para todos nosotros, un respaldo, que es un estadio que se hace pesar, o hace que nos pese a nosotros como local”.

Y en vez de zafarse del mal paso, recuerda que ellos, los futbolistas, son los principales responsables de todo el enredo, y que solo podrán revertir la situación sí logran unir a toda la ciudad bajo el mismo escudo verdiblanco.

“Y también nosotros hemos dejado mucho que hacer y hemos estado en deuda con la afición, hay que hacer una autocrítica como futbolistas; pero sí, necesitamos de nuevo esa mística, esa sinergia”.

Por ahora, Nacho González vuelve a los entrenamientos con el primer equipo, y si su rodilla se lo permite, tiene planeado llegar a la primera jornada del Clausura 2019 totalmente recuperado y listo para apoderarse de la central esmeralda.

Y con el capitán en el césped, la fe infundada de los aficionados más optimistas tendrá un pequeño gancho de donde aferrarse, y justificará la ilusión de que, mientras Nacho esté presente, no habrá nadie que pueda pasar sobre nosotros. #DaleLeón

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.