¿De verdad necesitábamos otro central?

Por Jorge Ramos Pérez | Foto: Especial

Esta semana, sin tantos reflectores ni filtraciones, se confirmó la llegada de Andrés Mosquera, al Club León.

Se trata de un defensa central colombiano proveniente del Independiente de Medellín que llega cómo la esperanza para resolver los problemas de centrales que, nuevamente experimenta el cuadro verdiblanco en su línea defensiva.

Cómo una réplica de lo que sucedió en el torneo pasado, los Verdes comenzaron el torneo plagados de ausencias en la zona baja. De inicio, se confirmó que Guillermo Burdisso se perdería todo el Apertura 2017, con lo que caía el pilar de la defensa esmeralda en los últimos torneos.

Hasta ese momento, la situación no era tan grave. Estaban el eterno “Nacho” González y un renovado Diego Novaretti para cubrir el puesto. Y por cualquier cosa, se contrató en el draft a Miguel Herrera Equihua para salir al quite, mientras que en última instancia quedaban los canteranos Cristian Torres y Jorge Durán.

Pero pasó la primera jornada. Novaretti sale expulsado y Herrera Equihua ni siquiera estaba en la banca por una lesión, al igual que Cristian Torres. Así, para esta jornada 2 ante Toluca, el único central natural disponible es Nacho, que será acompañado por Juan Cornejo, un lateral adaptado a la posición. Al parecer Jorge Durán no entra en planes.

Aquí se prenden las alarmas, y por sorpresa se anuncia la contratación salvadora de Mosquera. ¿Pero qué tan necesaria era la llegada de otro central a un puesto donde hay tres jugadores naturales (Nacho, Novaretti y Equihua), dos canteranos (Torres y Durán) y dos futbolistas que pueden jugar la posición (Piris y Cornejo)?

Es cierto, las lesiones aceleraron a la directiva y causaron su llegada. Pero si se cumplen los pronósticos más positivos, Novaretti, Equihua y Torres estarán todos disponibles para Javier Torrente tan pronto como el partido contra Cruz Azul en una semana. Cinco jugadores para dos puestos.

Con todo, y si Mosquera demuestra la calidad que se habla de él, todo pintaría a que sería el titular junto con Nacho para todo el torneo, lo que dejaría en la banca a Novaretti y Equihua. Pero si esto ocurre, ¿entonces para que se mantuvo a Novaretti y se trajo a Equihua? ¿Fue acaso para tener una banca segura? Y si este es el caso, ¿entonces la cantera no tiene el nivel ni siquiera para ser la segunda opción?

Tal vez Torrente tiene en mente jugar todo el torneo con la línea de tres centrales que vimos en el debut ante Atlas, lo que abriría otra plaza, aunque con el resultado de ese encuentro, no parece ser lo indicado.

Ojalá Mosquera llegue a poner orden en una zona que resultó ser la más convulsa la temporada pasada, y que su solidez le ayude al equipo a encontrar las victorias que tanto necesitan.

¿Ustedes creen que se necesitaba otro central? ¿Hubieran preferido fortalecer otra posición? ¿Quién gana y quién pierde con la llegada de Mosquera?

Últimas columnas

20-10-2017
¡El Estadio León tiene voz femenina!
Leer más
13-10-2017
Un lustro de hegemonía esmeralda
Leer más
06-10-2017
Un nuevo estadio no es cosa fácil
Leer más
29-09-2017
Resultados que arrastran mareas
Leer más

Suscríbete a #DaleLeón y recibe nuestras últimas noticias

Por favor ingresa tu nombre y tu correo electrónico, antes puedes leer nuestro aviso de privacidad.