Con todos menos Rodrigo

Por Jorge Ramos Pérez | Foto: Esepcial

Han pasado ya cuatro años desde que el Club León salió campeón por última vez. Fue el 18 de mayo del 2014, cuando los Verdes derrotaron a domicilio al Pachuca y levantaron el séptimo campeonato de su historia.

Son cuatro años y ocho torneos, y el equipo no ha vuelto a esos niveles de competencia. Luego de conseguir el bicampeonato, la Fiera ha alcanzado las semifinales en dos ocasiones, cuartos de final otras dos veces, y una final de Copa MX en la que cayeron ante Chivas en casa.

Por el contrario, el equipo se ha quedado sin liguilla cuatro veces, y no han podido encontrar la estabilidad. Por eso mismo han pasado por el banquillo esmeralda Gustavo Matosas, Juan Antonio Pizzi, Luis Fernando Tena, Javier Torrente y Gustavo Díaz, además de decenas de jugadores que han pasado de largo por el Nou Camp, sin lograr sumarle títulos a la vitrina verdiblanca.

Y a pesar de las críticas de una afición desesperada, a pesar de los malos torneos, de los malos refuerzos y las malas decisiones administrativas, hay una figura inamovible cuyo puesto parece intocable: el director deportivo Rodrigo Fernández.

Mientras las malas temporadas le costaban las cabezas a técnicos y jugadores, el puesto de Rodrigo nunca se tambaleó, y aunque ha tenido responsabilidad en los fichajes de entrenadores y futbolistas que han salido con más pena que gloria, parece tener toda la confianza de la directiva.

Pero a pesar de los fracasos, Rodrigo también es responsable de los aciertos. Ha sido clave en las llegadas de los futbolistas que sí han dejado buenas sensaciones en el pasado reciente, como Alex Mejía, Andrés Andrade, Andrés Mosquera o Juan Cornejo.

Además, la temporada pasada, cuando todos daban por sentado la salida de Leonel López, él aseguraba que era un activo del club, que sí le buscaban acomodo, pero que le tenía confianza para regresar y hacerse importante con la Fiera, un escenario que ahora se ha vuelto realidad.

“Es un jugador que yo le tengo mucha fe, tiene talento, lo ha demostrado en primera división, yo te puedo asegurar que hay equipos que han preguntado por Leo en primera división, entonces vamos a analizar, si aquí no entra en planes de Gustavo tampoco lo vamos a tener en segunda. Leo no está castigado, es un buen jugador, un buen chavo, y si tiene la oportunidad de ir a otro equipo y acá no va a ser tomado en cuenta, trataremos de prestarlo”, decía hace seis meses al ser cuestionado por el futuro del canterano esmeralda.

Hoy, luego del pésimo torneo que se firmó en el Clausura 2018, con las contrataciones intrascendentes de Landon Donovan, Giles Barnes y Emanuel Cecchini, y con los tres ya fuera de la institución, las críticas han vuelto a apuntar a Rodrigo Fernández, pero el director deportivo no pierde la cabeza, y por lo menos la planeación del siguiente campeonato pinta mucho mejor.

Y también es una realidad que no toda la responsabilidad cae en su figura, pues las decisiones administrativas las avala el presidente Jesús Martínez Murguía y lo deportivo se trabaja siempre de la mano con el entrenador en turno.

Así que positivo o negativo, con buenas y malas temporadas, todo apunta a que Rodrigo Fernández es una pieza irremplazable de la institución esmeralda, y para bien o para mal, carga con buena parte del destino del equipo.

¿Ustedes como calificarían la gestión de Rodrigo Fernández en León? ¿Qué tanta responsabilidad tiene en el rendimiento del equipo? ¿Qué tanto peso creen que tenga en las decisiones de la directiva?

Últimas columnas

10-08-2018
La crisis de Grupo Pachuca
Leer más
25-07-2018
A la cantera la están tapando
Leer más
13-07-2018
Con todos menos Rodrigo
Leer más
13-07-2018
El sueño 'gabacho' que se volvió pesadilla
Leer más

Suscríbete a #DaleLeón y recibe nuestras últimas noticias

Por favor ingresa tu nombre y tu correo electrónico, antes puedes leer nuestro aviso de privacidad.