Boselli-Club León, la pelea con la que todos perdemos

Los aficionados que en verdad sentimos los colores del Club León lamentamos que el equipo se quede sin el mejor goleador que ha tenido el equipo en los últimos tiempos.

Por donde se vea, el adiós de Boselli, es una ecuación en la que todos perdemos: el jugador, la directiva, el cuerpo técnico, los jugadores y la afición.

El jugador, porque no se convierte en el máximo goleador de la historia del equipo, lo que lo habría convertido en el estandarte moderno de una institución histórica del futbol mexicano.

La directiva, porque a los ojos de la afición, ve aún más mermada su credibilidad al dejar ir al último referente del bicampeonato, y que para muchos, al llevar el brazalete de capitán, absorbía los galones de liderazgo del equipo.

El cuerpo técnico, porque se queda sin una cuota mínima de seis u ocho goles, garantizados, para encarar un torneo que se ve cuesta arriba después de lo vivido en los últimos dos torneos, y con las dudas que supone Walter González y la incertidumbre sobre si la directiva contratará o no a un delantero más para tapar el hueco que deja Mauro.

Y la afición, los que veneran a Boselli, porque ven en el ‘Matador de Barracas’ a un jugador insustituible, incluso con nivel de crack, y como un clavo más al ataúd de una pésima planificación deportiva, caracterizada por la improvisación e incluso desdén, permitiendo que se vaya un hombre que estuvo presente, y anotando, en las finales del Bicampeonato, en la Libertadores, y que llegó a decir que quería terminar su carrera defendiendo el escudo de la Fiera.

También pierden los aficionados que ven positiva la salida de Mauro, que creen en su presunto ascendente negativo en el vestidor y en su probable responsabilidad en la salida de entrenadores, porque cayeron en un peligroso juego de división, alimentado por la confrontación del Club con el jugador.

¿Quién gana?, Corinthians, porque se lleva a un delantero probado, que le ayudará a salir del mal momento que vive, pero que tendrá que adaptarse a otro país, otro entorno, otra liga y otros compañeros.

Dijo Mauro que nunca dudó en llegar a Corinthians, pero es sabido que su prioridad era ir al América, que no le ofreció el contrato que buscaba.

Este momento es clave para el Club León como institución y la decisión de la no continuidad de Boselli será un parteaguas en muchos sentidos: si el equipo no califica, la decisión de la salida de Mauro le será restregada a la directiva, pero si se llega a la Liguilla, tendrán un tanque de oxígeno para reconfigurar un plantel que debe consolidarse y mirar hacia el futuro.

Que quede claro que los aficionados sabemos que habrá un estadio de categoría internacional, pero eso no significa que iremos a apoyar hoyos en la tierra o montones de mezcla y costales de cemento.

Lo que queremos es ver luchar como guerreros, y ganar, a 11 jugadores que sientan los colores como nosotros.

Y sí, MUCHAS GRACIAS, Mauro, ojalá vuelva la cordura a ambas partes y regreses a romper ese récord, porque desde el BI, a esta institución le hace falta un momento de felicidad. Demuestren madurez y categoría, señores Boselli y Martínez. #DaleLeón

Comentarios

Suscríbete a #DaleLeón

Recibe nuestras últimas noticias, solo debes ingresar tu correo electrónico.